sábado, 30 de octubre de 2010

Por suerte, solo un susto...

Cuatro jugadores del equipo de primera división de fútbol del club Deportivo Roca se salvaron de milagro ayer por la tarde, poco después de las 14, tras sufrir un accidente sobre la Ruta Nacional 22, a la altura de Río Colorado.

Los cuatro jóvenes viajaban juntos a Buenos Aires para visitar a sus familiares, aprovechando el receso deportivo. Fue a unos ocho kilómetros del acceso a la ciudad de Río Colorado -y a apenas cuatro kilómetros de donde en horas de la noche de ayer se produjo un nuevo y trágico accidente que el auto en el que viajaban, un Renault Clío, quedó literalmente debajo del acoplado de un camión.

El accidente, según indicaron fuentes de Río Colorado y confirmó luego el técnico del equipo de fútbol, Ricardo Pancaldo, se habría producido cuando los deportistas intentaban sobrepasar al camión.

Justo en ese momento el acoplado del transporte habría "mordido" la banquina y la maniobra del chofer habría hecho que el rodado regresara bruscamente sobre la cinta asfáltica, embistiendo en forma lateral al auto que lo sobrepasaba. El coche quedó debajo del acoplado con gravísimos daños materiales.

De regreso a Roca

Los cuatro ocupantes del auto estuvieron varias horas hospitalizados en Río Colorado y por fortuna, después de la asistencia de rigor, se confirmó que están fuera de peligro.

Anoche, pasadas las 22:30, se supo que todos ellos eran trasladados de regreso a General Roca, aunque no se especificó si en ambulancia o en vehículos particulares.

Darío Sand, el arquero del equipo que está disputando el Torneo Argentino B de fútbol, era quien conducía el Renault Clío, que sería de su propiedad. Junto con él también viajaban hacia Buenos Aires los jugadores Juan Ignacio Lapietra, Fernando Fernández y Emiliano López. Según se informó anoche, los cuatro jóvenes sufrieron golpes pero no lesiones que pusieran en riesgo sus vidas.

Fuente: www.riocoloradonoticias.com.ar